Tribunal dominicano ratifica 30 años de prisión sindicalista mató a exrector

0
92

Santo Domingo,(EFE).- Un tribunal de apelación dominicano ratificó hoy la condena de 30 años de prisión impuesta al transportista Blas Peralta por el asesinato del exrector de la estatal Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD) Mateo Aquino Febrillet, cometido el 11 de marzo de 2016.

Los jueces de la Primera Sala Penal de la Corte de Apelación del Distrito Nacional no solo ratificaron la pena que impuso a mediados de año el Primer Tribunal Colegiado de esa demarcación, sino que aumentó la millonaria indemnización que deberá pagar el condenado a la familia de la víctima.

De esta forma, la corte rechazó la petición de Peralta, que buscaba la anulación de la sentencia en primera instancia.

El tribunal, integrado por Doris Pujols, Indira Montás Pimentel y Rafael Báez García, emitió su veredicto contra el expresidente de la Federación Nacional de Transporte Dominicano (Fenatrado), sindicato que agrupa a la mayor parte de los camioneros del país.

La sentencia también ratificó la condena a ocho años de prisión contra Frank Alejandro Benegas y Geraldo Félix Bautista, quienes acompañaban a Peralta en su vehículo desde el cual disparó contra el que llevaba a bordo al exrector de la UASD, quien murió momentos después en un centro médico de la capital.

Los jueces dispusieron, además, que Peralta pague una indemnización de 42 millones de pesos (unos 875.000 dólares) en favor de la viuda, hijos y el chófer del malogrado catedrático.

Peralta solicitaba al tribunal la anulación de la sentencia anterior y pagar solo 1 millón de pesos (unos 21.000 dólares) a cada uno de los familiares de Aquino Febrillet.

El suceso ocurrió en plena campaña electoral de 2016, luego de que el exrector y Peralta participaron en una reunión política como miembros de Partido Revolucionario Moderno (principal opositor). Mateo Febrillet era candidato a senador por la provincia de San Cristóbal (sur).

En ese encuentro, el condenado sostuvo un altercado con otro dirigente político del PRM, quien salió del lugar en busca de refugio subiendo al vehículo de Mateo Febrillet, tras lo cual Peralta inició una persecución que desencadenó en los disparos que dieron término a la vida del exrector.EFE

rsl/

Dejar respuesta