BCRD mantiene la Tasa de Política Monetaria a 5.50% anual

0
100

En su reunión de política monetaria del mes de febrero de 2017, el BCRD decidió mantener la tasa de política monetaria (TPM) en 5.50% anual.

La decisión sobre la tasa de interés de referencia fue adoptada luego de un análisis ponderado del balance de riesgos en torno a las proyecciones de inflación, así como del estado de la economía a partir de sus principales indicadores, las expectativas del mercado y el entorno internacional relevante. En el mes de enero, la inflación mensual fue de 0.62%, mientras la tasa interanual de inflación ascendió a 2.33%. Asimismo, la inflación subyacente, relacionada con las condiciones monetarias de la economía, fue de 1.89%.  Según las proyecciones, la inflación convergería a la meta de 4%±1% en el primer semestre del presente año.

En el contexto internacional, según Consensus Forecast, la economía mundial crecería 2.8% en 2017, esperándose para 2018 una expansión en torno a 2.9%, en línea con mejores proyecciones de crecimiento para Estados Unidos de América (EUA) y con un mejor desempeño esperado en algunas economías emergentes. En el caso de EUA, el crecimiento del presente año cerraría en torno a 2.3%, mejorando a 2.4% para 2018. Por otro lado, la producción real en la Zona Euro (ZE) crecería 1.6% en 2017 y 1.5% en 2018. La inflación en estas economías industrializadas se mantendría positiva, aproximándose gradualmente a los niveles tendenciales de largo plazo. En ese sentido, se esperan tasas de inflación de 2.5% para EUA y de 1.6% para la ZE en 2017. Para el año 2018, la inflación estaría en torno a 2.3% en EUA y a 1.4% en la ZE. En el caso de América Latina, luego de una caída del PIB de -0.5% en 2016, la región iniciaría la recuperación del crecimiento económico en 2017 al proyectar una expansión de 1.6%, mejorando a 2.5% en 2018.

Los precios internacionales de los bienes primarios tienden hacia niveles superiores al promedio del año pasado, destacándose el petróleo, los metales industriales y algunos alimentos. Se espera que continúe el proceso de normalización de la Reserva Federal de EUA, aumentando el diferencial de tasas de interés con otras economías industrializadas, lo que continuaría impulsando una trayectoria de fortalecimiento del dólar en los mercados internacionales.

En el ámbito doméstico, la economía alcanzó una expansión de 6.6% en términos reales en 2016,  proyectándose un crecimiento en torno a 5.5% para 2017, por encima de su potencial y del promedio de América Latina. El crédito al sector privado en moneda nacional se mantiene creciendo en febrero en torno a 12% interanual, convergiendo gradualmente a la expansión proyectada para el producto nominal en el presente año. La cuenta corriente de la balanza de pagos cerró con un déficit de 1.5% del PIB en 2016 y el déficit fiscal del Gobierno Central presentó un registro preliminar en torno a lo estipulado en el presupuesto modificado para 2016. Estos indicadores apuntan a que se han seguido fortaleciendo los fundamentos de la economía dominicana.

El Banco Central reafirma su compromiso de continuar conduciendo la política monetaria orientada al logro de su meta de inflación y al mantenimiento de la estabilidad macroeconómica, a la vez que seguirá monitoreando la evolución de la economía mundial y la coyuntura doméstica, a fin de adoptar las medidas necesarias ante posibles riesgos sobre la estabilidad de precios y el buen funcionamiento de los sistemas financiero y de pagos.

Dejar respuesta